viernes, 23 de agosto de 2013

LA MASTURBACIÓN INFANTIL

LA MASTURBACIÓN EN NIÑOS DE EDAD PREESCOLAR


De acuerdo con la corriente psicológica cognitivo-conductual, se define la masturbación como el autoejercicio de la función sexual, que lleva implícito el estímulo sexual y la respuesta sexual.
Cuando se habla de masturbación en la infancia, nos referimos a la estimulación de sus propios genitales para obtener placer y satisfacción. Así encontramos que los niños preescolares (de 2 a 6 años) se manipulan los genitales y de esta manera obtienen placer y sensaciones agradables.
Esta conducta se puede presentar incluso en los  lactantes (menores de dos años), cuando al quitarles el pañal, buscan tocarse los genitales, primero como parte de la exploración de su propio cuerpo y luego al obtener placer repiten la conducta.

Cuáles son las causas de la masturbación?

Primeramente debemos dejar claro que la masturbación es un acto completamente normal de muchos niños en edad preescolar, de acuerdo a trabajos de investigación se presenta en un tercio de todos los preescolares.
La masturbación hasta ahora no tiene una causa médica u orgánica que la explique, algunos niños se masturban cuando están aburridos o insatisfechos por algún motivo (falta de juguetes, chupete, sueño, cansancio). En la mayoría de los casos forma parte de su desarrollo evolutivo, del descubrimiento de su propio cuerpo y de nuevas sensaciones agradables.

Cómo se presenta la masturbación?

La masturbación es algo más que la inspección que hacen los niños de sus genitales al bañarse, consiste en frotarse en forma rítmica el área genital, bien sea con sus propias manos o contra objetos (muñecos, peluches, brazos de sillones y pupitres), pueden mover todo el cuerpo, extender y flexionar las piernas.
Durante la masturbación el niño se muestra aturdido, ensimismado, ruborizado y hasta sudoroso, cuadro que en algunos casos tiende a confundirse con una crisis de epilepsia.
Puede ocurrir en cualquier ambiente y hasta delante de otras personas.
La frecuencia con que un niño se masturba puede variar desde varias veces al día (cuando recién descubre el placer) hasta una vez a la semana. Hacia los 5-6 años generalmente disminuye la frecuencia, lo hace de forma más reservada y tiende a desaparecer. Mas tarde en la adolescencia se vuelve casi universal debido a los cambios hormonales y a la aparición del deseo sexual.

Qué consecuencias trae consigo la masturbación?

La masturbación no causa ningún daño psicológico o físico al niño, salvo que se presente en una frecuencia muy alta y ocasione irritación del área genital con inflamación y prurito. Asimismo pudiera interferir con las actividades académicas propias de la primera infancia y disminuir el rendimiento del pequeño en la escuela.
Cuando la masturbación se presenta en una frecuencia alta, en cualquier lugar y momento, y sobre todo si lleva consigo escenas explícitas de sexo e involucra a otros niños, podríamos estar en presencia de una víctima de abuso sexual por parte de un adulto o de un niño de mayor edad.
La práctica de la masturbación no va a ocasionar que el pequeño sea un promiscuo, que despierte prematuramente al deseo sexual o que tenga dificultades en la identidad de género (masculino o femenino).
Ahora bien, si los adultos (padres, tutores, cuidadores o maestros) reaccionan en forma exagerada e inadecuada ante esta conducta y la hacen aparecer como algo sucio o perverso, y recurren al castigo para tratar de extinguirla, le pueden ocasionar daño emocional al niño, tales como sentimientos de culpa y complejos sexuales, además de esta manera lo que hacen es reforzar y fijar esta conducta en el tiempo.

Consejos ante la práctica de la masturbación en preescolares

Los padres deben tener claro que la masturbación en preescolares es un acto normal, que casi todos los pequeños más tarde o más temprano lo van a hacer, y que una vez que descubren el placer que le ocasiona no hay que esperar que dejen de hacerlo de forma inmediata.
·         Acepta la masturbación como parte del desarrollo evolutivo de tu hijo, como una conducta que aprendió y que le gusta.
·         Controla el lugar donde lo hace, permítele que la practique en su habitación o en el baño, y explícale que eso es un acto privado y que no lo debe realizar ante otras personas.
·         No te conviertas en su espía, ya que los pequeños se dan cuenta que lo tienes vigilado.
·         Cuando lo consigas masturbándose trata de distraerlo con algún juguete o actividad de su interés.
·         Involúcrate en sus juegos y participa con él de los paseos y actividades.
·         Aumenta el contacto físico con tu hijo y las manifestaciones físicas de afecto para con él.
·         No trates de eliminar la masturbación aplicando castigos físicos ni reprimendas, ya que sólo conseguirás que la conducta se fije en el tiempo.
·         Comparte la información con la maestra del niño y trata que el enfoque sea el mismo.
·         Si sientes que no puedes manejar la situación, que te provoca un alto grado de ansiedad y preocupación o si sospechas que la conducta se aparta de la normalidad, no dudes en consultar con tu pediatra, quien te referirá a un especialista en el área.



Dr Eduardo R. Hernández González.
Pediatra –Terapeuta Conductual Infantil.
Caracas-Venezuela.
Correo: ehernandezgonzalez8761@gmail.com




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada